De noche

La noche se hizo larga.
Escuchar música mientras duermo esta vez no funcionó, por eso estoy ahora sentada sobre mi cama, escribiendo a oscuras.
En mi mente no cesan las ideas, hechos, recuerdos, suposiciones, los 'por qué' y cuando intento cerrar los ojos, las imágenes se intensifican.
Discusiones tontas por cosas tan efímeras como el dinero; asuntos de salud desatendida, batallas campales entre unos y otros...
Muchos sucesos me han saturado al punto de querer salir corriendo justo a esta hora en que la ciudad duerme y por estos alrededores sólo se escucha el extraño canto de un ave que desconozco.

...Algunas gotas ruedan...

Vuelvo a mis audífonos, mientras el aire acondicionado mantiene fresca la habitación y la música empieza a hacer efecto; poco a poco llega el sueño y con él, el amanecer.